La nostalgía de la Estación ferroviaria en la Araucanía

oct 13, 2008 comentarios by

 La Araucanía era un territorio inexplorado hacia fines del siglo XIX , por lo que se  inicia un plan militar que incorpora el territorio denominado hasta ese entonces como La Frontera. Una vez consolidado el proceso de Pacificación de la Araucanía, hacia fines de siglo el gobierno de José Manuel Balmaceda da comienzo a un plan para incorporar este territorio a la economía nacional, donde el ferrocarril jugaba un rol fundamental.

Así se gesta entonces,  una gigantesca aventura por abrirse paso entre la espesa selva del sur para dar lugar a las vías que comunicarían los nacientes fuertes que resguardaban la seguridad del territorio. De esta forma el medio abre una vertiente de ocupación donde llegaron colonos, chilenos y mapuches a estas nuevas tierras lo que produjo notables edificios en madera como iglesias, bodegas, trigueras, edificios públicos, estaciones ferroviarias. Estas últimas impusieron una nueva lógica de desarrollo urbano, los caseríos de la Araucanía que habían surgido en torno al Fortín militar y la misión, con la llegada del ferrocarril, las aglomeraciones urbanas se forman en torno a la estación.

 La visión del convoy adornado con banderas chilenas en medio del humo de la locomotora y del sonido característico de un tren en movimiento, junto a las vivas  aclamaciones del público y los sones de la canción nacional interpretada por la respectiva banda, motivaron sensaciones que los sentidos de los asistentes captaron de múltiples maneras, todas ellas perdurables. La estación es el lugar clave del viaje, el momento de la espera, un reconocimiento de los camaradas de la aventura y de la preparación de la partida, dejando atrás lo vivido para iniciar la partida a un nuevo mundo. Pero además, la estación del tren es el tiempo definitorio y escaso en que se encuentran el antes y el después.

            En definitiva, el ferrocarril no sólo implicó una mejoramiento cuantitativo en muchas áreas del devenir nacional, sino que trajo consigo una nueva visión de la vida, alimentó a generaciones con  sueños, niños que corrían tras el paso imponente de esa verdadera cordillera infranqueable la cual hacia estallar sus volcanes al llegar a los poblados, impuso ritmos a las vidas sus habitantes de la que muchos añoran, porque el tren simplemente era parte de sus vidas.

 

Cultura

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet